Este libro de relatos, del escritor Reynaldo Marcos Padua, nos trae recuerdos de personajes familiares. Las historias, narradas con una prosa sencilla, clara, sin tropiezos ni rebuscamientos, nos brindan la familiaridad del entorno y nos hacen sentir parte del escenario de cada cuento. De todas las historias hay dos que me han impactado: Hoy es miércoles y El espejo de la memoria.

En Hoy es miércoles,el escritor maduro se transforma en un narrador ingenuo, adulto niño, quien nos relata un evento dramático con un grado tal de melancolía y de ternura que suaviza el desenlace.

Mi favorito ha sido el cuento que le brinda título a este libro: El espejo de la memoria.En el proceso de vivir tendremos todo tipo de experiencias, alegrías y frustraciones. En el transcurso vamos desarrollando conclusiones diversas que, al final de nuestros días, una vez vistas en la realidad de la vida, tal vez no sean las mismas que las del “espejo de la memoria”. 

Implementado por
Manuel Alvarado López