Escrito para la Cátedra de Mujeres Negras Ancestrales; en honor al proyecto de la UNESCO: Decenio Internacional para los Afrodescendientes (2015-2024)

Y mi mente se fuga
dentro del rizo apretado
que se esconde en mi centro…

Sí, tengo un rizo apretado
que encierra raíces y tierra
de mesetas y cimas lejanas.

Es un rizo seco,
desértico de lágrimas
perdidas en el rapto.

Es un rizo rebelde,
guerrero e
indomable.

A veces se estira,
se suelta y se rinde,
pero al sonido del mar
enrosca y tensa.

Sí, tengo un rizo apretado
que recuerda y me recuerda
de aquellas otras
cimarronas de mi tierra.

Tengo un rizo que no es malo,
no es algodón
ni es bestia.

Tengo un rizo
que es cerrero,
que no es grifo,
es Grifo,
para levantar a los míos
con temblor, aire, mar y fuego.

1 de abril de 2017
Yolanda López-López

Implementado por
Manuel Alvarado López