La Piel de Zapa

La Caída de Alejandro Curtos

Cuando una desgracia es también una liberación...La caída de Alejandro Curtos, el debut literario de la doctora y escritora Yolanda López López.

Disponible en Amazon como libro digital (Oprima la imagen para llevarlo al ebook en Amazon). En Puerto Rico: Libros AC, Librería Mágica, KL Books y Farmacia San Pablo. También disponible para la venta con PayPal a través de Omnismedia aquí.

Yolanda López López

La reumatóloga Yolanda López López se lanza a la aventura literaria con la publicación de su novela La caída de Alejandro Curtos, la historia de un obstetra que tras ser demandado legalmente por impericia, se enfrenta al relato de huidas y guerras que le ha dejado de su abuela al fallecer en un diario. La médico y escritora nació en Gurabo, Puerto Rico y ha publicado varios artículos profesionales en revistas y periódicos locales. En 2011 completó una Maestría en Creación Literaria, con concentración en narrativa, en la Universidad del Sagrado Corazón de la que salió la primera versión de esta novela.
Ene 08 2013

La Piel de Zapa es en propiedad un tratado social, una alegoría de la vida, un discurrir en la historia del mundo y la historia de Francia y en ciertos puntos un exorcismo personal de su autor, Honoré de Balzac. Todo esto enmarcado dentro de la simple historia de un joven que recibe una piel de zapa mágica que se encoge según le cumple sus deseos; al hacerlo le augura el final de su vida. 

La historia comienza con un joven que visita una casa de juego, con el irónico nombre de “Palacio Real”. La escena presentada, del joven que va en busca de su palacio a un antro como el que se nos describe, abre el ambiente de la novela y nos lanza la primera cara del hombre; siempre dispuesto a dejar su “sombrero”, a riesgo de perderlo todo y terminar con un rostro “vaciado”, como Cerbero: el portero. En este momento Balzac utiliza la escena para disertar sobre el jugador y la sicología que le rodea, sin perder un momento para hacer su crítica personal: 

… apenas avances un paso hacia el tapete verde, ya no te pertenece tu sombrero, como tampoco te perteneces tú mismo... y …las casas de juego sólo tienen una poesía vulgar, pero de un efecto tan seguro como un drama sangriento. 

Dentro de este salón el autor nos presenta la primera cara de la sociedad de la época desde el hombre vencido y consumido por el juego que deja en la mesa su jornal, hasta el caballero afluente que puede despilfarrar el dinero con la única intención de distraerse.

Balzac nos brinda, no sólo en esta escena sino en muchas otras en la novela, esta sociedad indiferente e inconmovible, una burguesía enfundada en el culto al oro. Honoré nos deja saber el grado de miseria a que ha llegado el joven cuando pierde su última moneda, poniendo en la voz del personaje un tarareo: Di tantipalpiti. Ésta canción es una cabaleta escrita para el melodrama Tancredi, compuesto por Gioacchino A. Rossini, que se basa en una historia de Voltaire sobre un joven que pierde sus riquezas en un ambiente de guerra. 

El personaje de Honoré, que más tarde se nos presenta como Rafael Valentín, sale con actitud suicida, como salen los condenados desde el Palacio al cadalso, y continua su camino por las calles, para más tarde entrar a un almacén de antigüedades; como entra el hombre a valorar la vida cuando lo ha perdido todo. En este punto nuestro personaje asume su rol metafórico y representa a la raza humana. Los niveles del anticuario nos ofrecen el crecimiento de este hombre y su entorno desde la creación hasta el arte majestuoso, todo el tiempo sin validar dónde está, quién es y qué cosas tiene a su alrededor. Desde aquí el autor nos presenta al ser humano como un “producto degenerado…. quebrantado quizás por el Creador”. En el último nivel, el hombre se encuentra en la posición de escoger seguir sufriendo para alcanzar el bien material o entregar su alma a cambio de conseguir fácilmente lo que quiere. El viejo que lo atiende representa: lo divino, el bien y a Dios. La piel por su parte simboliza: el camino fácil, la tentación y el demonio, que más tarde se le adhiere a Rafael. El hombre con toda su ambición es capaz de reconocer a la figura divina, pero su tentación por las riquezas y el deseo de tenerlo todo lo vuelve ciego y recibe la piel de zapa a expensas de perderse. 

Cuando sale del anticuario se encuentra con sus amigos y se dirigen a la casa de Taillefer. El primer deseo de Rafael se cumple, reunirse en un bacanal rodeado de seres inteligentes y de mujeres, donde se comiera opíparamente y se bebiera aún más. En este escenario el autor nos deja ver el simbolismo de la situación cuando nos dice y cito: “Nosotros, verdaderos sectarios de Mefistófeles…”. Es en este ambiente que se presenta la crítica al gobierno y a la iglesia. El primero, pendiente de servirse del pueblo, y el segundo, pendiente de servirse de la monarquía. La conversación le sirve de marco para disertar sobre los pensamientos y movimientos políticos de Francia, así como para introducir el periodismo como “la religión de las sociedades modernas”. Emilio, el amigo de Rafael, es la prensa. La prensa es el cuestionamiento. En su persona se coloca la conciencia de los presentes cuando les plantea lo poco que sirve la riqueza si les impide ser “hombre superior”. La velada discurre con discusiones sobre la política y del desarrollo hacia el pensamiento crítico en el hombre desde el origen del mundo, desde las posiciones a favor y en contra de la monarquía entre otras. 

Por otro lado, la mujer en esta obra se proyecta con diferentes perfiles: la joven pura humilde, deseosa de ser amada aún en la pobreza; la cortesana con interés de vivir la vida por vivirla y disfrutarla; la mujer de apariencia, sin deseos de entregarse a ninguna obligación restringiéndose en el aspecto de amar porque eso la sometería y la mujer rica capaz de aceptar a alguien con menor fortuna por amor.

El personaje de Fedora encarna la sociedad burguesa de ese tiempo en el cuerpo físico de una mujer vana y superficial. El hombre desea complacerla y formar parte de esa sociedad burguesa; para serlo entrega su alma al diablo y va perderla.

Por otro lado, Paulina representa el pueblo humilde y trabajador que espera lograr sus metas con su trabajo y es capaz de dar valor a los sentimientos, a la gente. El dinero es solo un medio necesario no es algo que le obsesione. 

La evolución de la enfermedad de Rafael le brinda la oportunidad al autor de ofrecernos la actitud de la gente ante el enfermo; con o sin dinero, siempre es rechazado por la gente. De igual forma, nos ofrece el discernimiento clínico de la enfermedad desde el punto de vista de tres médicos que representan tres vertientes de manejo diferentes; la mente sobre el cuerpo: el cuerpo sobre la mente y los hechos.

Varios puntos de la historia nos presentan paralelismos con la vida de Honoré Balzac. Él fue educado para ser abogado y abandonó esa carrera para ser escritor, aparte de haber intentado varios negocios sin éxito. En la biografía de Balzac se reporta que él no fue querido por su madre, que escribió memorias y que también consideró el suicidio en un momento de su vida.

La Piel de Zapa es, en resumen, una novela alegórica que nos ofrece una disertación vasta del hombre en todos sus aspectos, desde el desarrollo de la humanidad, el arte, la literatura, la política francesa, la sociedad de su siglo, los pensadores, los pensamientos clínicos de la época y las diversas posiciones hacia la iglesia; todo esto salpicado de pequeños atisbos de la vida de Balzac. Es una obra que nos brinda un planteamiento filosófico acerca del precio que pagamos por ser felices, y nos deja a escoger entre “la pobreza de la riqueza” o la “riqueza de la pobreza”. 

 
Share

Carrito

0 Productos 0.00 USD
Ir al carrito

En línea...

Hay 5 invitados y ningún miembro en línea

¡Su información personal y transacciones están seguras con nosotros!